Todas quieren hacerlo, pero a veces no saben cómo…

Todas quieren hacerlo, pero a veces no saben cómo…

Hola, ¿cómo estás? Que gusto que estés aquí leyéndome, hoy te quiero decir que luego de mucho tiempo he vuelto para compartir contigo historias, tips, ideas, pensamientos, un poco de moda… o mucho¡¡ Este es mi espacio pero quiero invitarte a que seas parte de él. A que hablemos de lo que nos inspira y a que marquemos una tendencia distinta, única, especial y que nos haga sentir como las mujeres que somos.

Así que me da un gusto enorme comenzar y qué mejor que hacerlo conversando sobre  un accesorio icónico que ha sido muestra de estilo, elegancia, moda y que en cada época ha tenido su mención honorífica.

La historia de este maravilloso invento, surgió debido a la necesidad de protegerse contra el sol o incluso la lluvia. Ya fuera de fieltro o lana y la mayoría de color blanco, poco a a poco dejaron de ser utilizados sólo por la clase productora y llegaron a ser tan populares que sus materiales y diseños comunicaban el status y poder de quien los usaba.

Hoy es un ¡must! y una pieza clave en el mundo de tu propia moda. Y si, adivinaste, hablamos de: ¡¡El sombrero!!

A pesar de que son piezas divinas, muchas a veces titubeamos sobre qué modelo usar, qué color o textura.

Bueno pues, comencemos:

Primero dejemos de lado la idea de que sólo en eventos sociales o muy rimbombantes es cuando debemos usar sombrero. Hoy son parte de la vida cotidiana, lo que les da un aire casual pero distintivo.

Ya sea de ala corta (muy a los años 50) o maxi sombrero, el tip más importante es no intentar hacer match entre outfit y sombrero, mejor opta por contrastar, es decir, si tu vestimenta es lisa, entonces atrévete a un sombrero de texturas, con colores. Será un éxito.

Otra cosa muy importante es separarlos por época y definir muy bien un sombrero de verano y uno de invierno. Por ejemplo en invierno es común que sean de ante o terciopelo y para verano texturas más ligeras.

Te sugiero que para la noche optes por uno tipo “casquete”, el cual no tiene ala y es más de acuerdo para un evento nocturno.

Pero ante todo, usa uno que te haga sentir como un millón de dólares. Segura, decidida y feliz. ¿Qué opinas?

Leave a Comment

Your email address will not be published.